BLOG

 
     

 

 

 

 

Abstract

Responsabililidad Social Tributaria
El Estado debe considerar al contribuyente como persona al momento de dictar su política tributaria recaudadora

Dr. Juan Álvarez Villagómez

RESUMEN: Para el diseño de una política eficaz de recaudación de impuestos, el Gobierno debería considerar al ser humano detrás de un número de identificación fiscal. Hasta ahora, las reformas fiscales son monopolizadas por especialistas que solo “mejoran” el texto legal (o solo cambian las palabras de los otros tratando de mejorar las anteriores) y hacen el procedimiento de cálculo “más fácil”; y no tienen en cuenta la educación de las personas que son socialmente responsables de sí mismos y de su entorno social como una variable fundamental de la recaudación de impuestos. En cambio, la fuerza y la reprensión por el Estado son lo primero al exigir el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Durante el tiempo que un contribuyente no se considera una persona que piensa (que tiene que ponderar entre el cumplimiento tributario y la aplicación de ese dinero a la alimentación, vivienda, educación y ropa), vamos a estar cara a cara con la cruda realidad: un ciudadano que pasa el tiempo pensando, ¿Qué puedo hacer para evadir impuestos? ¿Cómo evitar ser descubierto? Un ciudadano que prefiere vivir bajo la informalidad en lugar de regalar parte de su patrimonio a la formalidad del Gobierno -notwithstanding limita su crecimiento-. ¿Es posible construir un modelo epistemológico que guíe al Estado para recaudar mejor? ¿Cómo podemos articular la función pública con la responsabilidad social y el bienestar de la población? ¿Hay un divorcio entre las políticas públicas y la realidad social, educativa y cultural de los contribuyentes?

Palabras Clave: Mayor recaudación de impuestos, el cumplimiento tributario humanista, la epistemología, la realidad social.

ABSTRACT: For designing an effective tax collection policy, the Government should consider the human behind a tax ID number. Until now, tax reforms are monopolized by specialists that only “improve” the legal text (or just change the words for others better than the previous ones) and make the calculation procedure “way easier”; they fail to consider the education of individuals who are socially responsible for themselves and for their social environment as a core variable of tax collection. Instead, force and rebuking by the State come first when demanding compliance of tax liabilities. For as long as a taxpayer is not considered an individual who thinks (who has to ponder between tax compliance and applying that money to food, housing, education and clothing), we will be face-to-face with the crude reality: a citizen that spends time thinking: What can I do to evade taxes? How to avoid being discovered? A citizen that prefers to live under informality rather than giving away part of his estate to the Government -notwithstanding informality limits his growth-. Is it possible to build an epistemological model that guides the State to better collect? How can we articulate public function with social responsibility and population’s welfare? Is there a divorce between public policies and the social, educational and cultural reality of taxpayers?

Keywords: Better Tax Collection, humanistic tax compliance, epistemology, social reality.

>> IR AL ARTÍCULO